Alineando pensamientos, sentimientos y emociones

Alineando pensamientos, sentimientos y emociones

Alineando pensamientos, sentimientos y emociones para generar un equilibrio y estabilidad en todas las áreas de la vida

¿Y cómo sería pensar y sentir lo mismo? 

Alineando pensamientos, sentimientos y emociones crearemos un equilibrio en nuestro cuerpo físico con diversos mundos. También, cabe destacar de qué cuerpo físico, mental, emocional y espiritual nos proporcionarían la salud y el bienestar.

Puede que te resultará fácil de identificar hasta que punto tus pensamientos están desvinculados y desalineados de tus sentimientos. Por lo que te voy a preguntar:

 ¿Cuántas veces pediste al Universo o tu deidad algo que deseaste y esperaste desde hace tiempo pero nunca llegó a cumplirse?

 ¿Y porqué será?  Porque estabas pidiendo desde la realidad que conocías desde tu niñez y probablemente, no todo era perfecto en aquel entonces. Puede que tus emociones del niño podrían ser afectados por muchos factores. Tanto por la calidad de la vida en el entorno familiar como por la sociedad.


 ¿Podrías reconocer cuántas veces lo pediste y no recibiste lo que quisiste?

Por esta razón, alineando pensamientos, sentimientos y emociones beneficioso para poder pedir y recibir lo deseado.


Probablemente se te presentaban muchas oportunidades inesperadas y por sorpresa. Y puede que en muchas ocasiones, ni siquiera veías como el resultado de tu petición.  Tal vez sabes ¿Dónde, cuándo y cómo te llegó pero no aceptaste? Puede que en los lugares, momentos, con personas o situaciones menos esperados, por lo cual, inconscientemente ya lo rechazabas y te negabas a percibir y recibir.

Resumiendo, es precisamente todo lo que escaneaste de los viejos y dañinos archivos de tu mente al hacer esta petición.

Emocionalmente te vinculaste a ellos por lo qué el resultado que tanto deseabas tener no se te manifestó o tal vez, no como tu lo esperabas.  Porque mentalmente te recurriste a la parte de tu mente dónde emocionalmente tuviste el daño y pediste, rogaste basándote en la experiencia y la vivencia de tú pasado.


Alineando pensamientos, sentimientos y emociones son elementos de nuestra conciencia

 La mente es muy poderosa y muy protectora.

 Una vez que haya ocurrido un hecho poco agradable en tu vida, la mente es capaz de definir el daño y te protegerá a toda costa de los futuros y posibles daños relacionados a esto.  Asimismo, en cuando lanzaste una petición al Universo, sintiendo cierta carencia de lo que pides, consciente e inconscientemente te vinculaste a la base dañina.  Por lo tanto, tu mente te puede confundir con otros pensamientos y finalmente no recibes lo que pides..

Y para que estos archivos antiguos y no contributivos dejan de aparecer una y otra vez en tu vida hay que resetear el cerebro como un ordenador.  Haz que tu mente sea tu mejor amiga, compañera y confidente. 

Del modo que alineando pensamientos, sentimientos y emociones cuando la mente y cuerpo se sintonizan. Es más, la mente calmada y reestructurada comienza a  percibir y recibir en total permisión.


 ¿Qué podemos hacer para recibir en lo que pensamos?

Básicamente, alineando pensamientos, sentimientos y emociones pasamos a una acción favorable la que genera un resultado deseado. Y eso es lo que sucede en cuanto verdaderamente deseamos.

En cuándo pensamos en positivo, en algo que nos gusta, instantáneamente sentimos los latidos del corazón acelerándose cada vez más y más.. Esta es la señal de que el cuerpo ya se está alineado con los  pensamientos. Seguidamente comenzamos a sentir el cuerpo muy ligero y flotante, aparece una sonrisa con una sensación de que algo maravilloso está por llegar.

Mientras tanto, cada molécula se baña en este fantástico estado de felicidad y nos envuelve en  sus altas vibraciones emocionales.  Y esta alegría y felicidad ya incorporada nos impulsa a tomar una cierta acción para obtener lo deseado. Por lo tanto, el resultado suele ser mucho mejor de lo que pensamos e imaginamos.


 

Probablemente ya te has dado cuenta de que viniste a esta página por alguna razón.

Para saber algo más sobre mis métodos puede que te interesaría mirar aquí

Con amor y gratitud

Svitlana Bytka