Procedencia de método SoulsVit

SoulsVit con Svitlana Bytka

Método SoulsVit te ofrece:

nuevos conocimientos para saber, nuevas técnicas para saber hacerlo y un nuevo enfoque de inspiración para desear hacerlo.

Debido a que mis habilidades de sentir y manejar la energía provienen desde la adolescencia.  Pero tan sólo con 25 años yo fui más consciente de ello. Desde entonces, puedo hacer «cosas fuera de lo común » tanto con mis manos como con el pensamiento. Ocurre todo el procesos sin la necesidad de  pronunciar algo.  Bastaba tan sólo tener un simple deseo de ayudar.

Y gracias a ello hoy puedo contar la procedencia de método SoulsVit.

Al principio, mi hija de 4 años me pedía poner las manos sobre su barriga para quitarle el dolor o malestares.  Así que yo, sin tener ningún conocimiento sobre el tema y sin usar alguna técnica específica supe ayudarla.  Tan sólo poniendo mis manos sobre su cuerpo yo le quitaba el malestar.

Yo notaba como mis manos se calentaban y se hinchaban tras ponerlos sobre su cuerpo.  Un poco después, en unos minutos, mi hija ya sonreía, diciéndome que yo era la curandera del cuento.

Año tras año se me daba cada vez mejor «ver cosas y personas a distancia«.  Y esta es la procedencia de mi método SoulsVit©.

Y yo no me daba cuenta del poder que se desarrollaba en mi.  Por lo que en varias ocasiones y con diferentes personas tuve que intervenir para prevenir algunas situaciones dramáticas y no deseables.

Parte de la historia que será publicada en mi futuro libro

De estos sucesos hablaré en mi libro, que se está escribiendo en la actualidad. En él iré describiendo y explicando detalladamente cada acto y cada efecto que tuvo tanto en mi vida como en la vida de estas personas, pero esta historia es real y muy importante para mí.
Por esta razón, me encantaría comentar un caso extraordinario  que sucedió, y que en aquel año 1999 para mí no tenía mucho sentido.

En aquel entonces, yo trabajaba como azafata de trenes de largo recorrido en la Red Ferroviaria.
A lo largo de mi carrera profesional he conocido a mucha gente, y cada uno de mis pasajeros, durante toda la estancia del trayecto, que duraban días, me contaban sus historias y sus verdades. Muchos de ellos eran pasajeros habituales de mis viajes. Yo parecía ser como una enciclopedia andante, en la que se guardaban todas las historias de ellos.

Uno de estos pasajeros era un hombre, padre de dos hijos, de 8 y 10 años, que trabajaba como conductor personal para una empresa de transporte. Pocas veces el usaba el transporte ferrocarril, pero por alguna razón le recordaba desde la primera vez. ¿Y porque?  Supongo que porque este hombre se distinguía mucho por el color de sus ojos.

Puedo decir con total seguridad de que hasta ahora nunca más volví a ver este color de ojos, tan azul electro y tan profundo al mismo tiempo. Era un color de ojos de increíble color azul electro y a la vez con una mirada muy profunda.

Nosotros vivíamos en la misma ciudad y a veces le pedía traer ciertos productos de otras ciudades del país, por lo que puedo decir que le conocía en cierto modo y bastante para recordarle.

En aquel momento yo ya tenía a mi hija de 6 años y a mi hijo de 3 años de edad.
Una noche de enero 1999, en pleno frío y nevado invierno en Ucrania, me acosté por la noche y tuve un «extraño sueño». Podría decir que soñé aunque en realidad era una de estas visiones.

Vi a este hombre, que se llamaba Vladimir, dentro de una enorme, vacía y oscura piscina.
Iba vestida de una ropa larga y totalmente blanca, con pelo muy largo y suelto y desde el borde de la piscina yo le miraba a Vladimir. Lo único que destacaba de él, eran sus ojos cerrados, y aun así se percibía el increíble color azul electro y profundo.

De repente, sus pies comenzaron a echar humo y la planta de sus pies se convirtió en cenizas oscuras. Muy lento, poco a poco, consumiendo y destruyendo el cuerpo, este «fuego invisible» seguía subiendo desde abajo hacia arriba.
Yo le decía repetidamente: por favor, Vladimir, abre tus ojos, te pido y te ruego, abre tus mágicos y maravillosos ojos. Y mientras yo seguía pidiéndole abrirlos, su cuerpo se consumía bajo «el fuego invisible» y desaparecía más y más, dejando el rastro de negras cenizas y mientras la parte de arriba del cuerpo flotaba en el aire.

Cada vez subía el tono y con más fuerza le decía: por favor, abre tus ojos, te necesitan tus hijos, te necesita tu familia, tu mujer y tus padres. ¿Qué van a hacer tus hijos sin ti? ¿Quién les enseñará la vida? ¿Quién cuidará de tus padres?

Yo no paraba de pedirle abrir los ojos pero su cuerpo seguía quemándose y consumiéndose y cuando llegó hasta su garganta, comencé a invocar a las energías universales para que me empoderan y me dan la fuerza necesaria para prevenir el consumo total del cuerpo.

Desde luego, para aquel entonces yo no sabía nada sobre el poder y la existencia de estas energías, tan sólo SABÍA QUÉ Y CÓMO TENÍA QUE HACERLO.

Literalmente hablando, he sido testigo del ACTA de mi propia Consciencia y del poder Universal. He sido testigo de la procedencia de método SoulsVit©, viéndome con los brazos extendidos en el borde de esta oscura y vacía piscina.

 Fui testigo de sanación instantánea con fascinante y poderosa energía celestial.
Yo seguía tras pasándole la energía y no sabía qué exactamente era y cómo explicarlo. Tan sólo sé, que se generaba la energía allí, más allá de esta realidad, mientras el fuego invisible seguía consumiendo el cuello, la boca y llegó hasta la nariz.

Sudaba y sentía mucho calor, mi cuerpo temblaba, tanto en el sueño como en la realidad. De repente, cuando ya no quedaba casi nada del cuerpo, tan sólo huecos de los ojos cerrados y la parte frontal de la cabeza, es cuando sucedió algo milagroso.

Este hombre, Vladimir, abrió sus ojos y el color azul, que sus ojos irradiaban, era tan cálido y tan brillante. Le penetraba una luz blanca con ligera sombra de color celeste y su cuerpo «comenzó a crecer» hacia abajo, como si por arte de magia fuera.
Parecía, que arte de magia celestial se fundió dentro del cuerpo, transformando y sanando el cuerpo de Vladimir, y finalmente, este hombre REGRESÓ.

Ya era por la mañana en cuanto retome la conciencia, ya se veía el amanecer y me sentía totalmente agotada físicamente y toda mi ropa estaba empapada de sudor. Mi cuerpo físicamente era como un vegetal seco, totalmente deshidratado.

Tras unas horas me levanté con el ansia de comer algo dulce, por lo que comí unos 200 g de la miel sin café y sin té, tan sólo con mucha agua. Sobre las 10 de la mañana alguien tocó el timbre de la puerta y cuando abrí, vi a este hombre, Vladimir, con un enorme ramo de flores en la puerta de mi casa.

Me dijo tan sólo «TE OÍ, tu voz me despertó y por eso HOY PUEDO DECIR QUE ES UN DÍA DE MI NUEVO NACIMIENTO.»

Para decir que me sorprendió sería como si no dijera nada.

Me explicó que iba de regreso con 4 pasajeros y a unos 100 km de la casa él se quedó dormido mientras conducía. En un tramo con unas curvas cerradas y la carretera muy estrecha, de frente venía un camión que le deslumbró y al mismo tiempo oía mi voz, que le pedía una y otra vez abrir sus ojos.
Él oyó también lo de sus hijos y de su familia y pudo abrir los ojos justo en el momento en el que parecía que ya iban a chocar.

Parece como un cuento de hadas y al mismo tiempo demuestra que la INSPIRACIÓN de hacer algo nuevo es como TENER UN TESORO INAGOTABLE.

Esta es una de las muchas historias que podría contar. Había momentos cuando yo me asustaba de estas visiones y de incompetente uso de ellos que YO les daba. Por esta razón decidí cerrar el tema, el que no supe manejar, y unos cuantos años me negaba por completo a reconocer y usar todo aquello que podía hacer.
Debido a esta lucha interna he pasado por muchos periodos dolorosos hasta que entendí, que LA ESENCIA de uno mismo siempre estará a la vista. Es imposible huir de sí mismo al igual que es IMPOSIBLE OLVIDAR LO QUE YA SABES. Tan sólo faltaba añadir CONOCIMIENTOS para potenciar y desarrollar mi propio saber.

Finalmente podría añadir muchas historias más pero prefiero contarte un día en persona.

Y si te interesa saber algo más, sobre mi método SoulsVit©

Leer más

inscríbete para recibir toda la información sobre nuevos productos  y mis nuevas creaciones.

Con amor y gratitud,
Svitlana Bytka